Nuevo blog

May 24th, 2011

Tengo nuevo blog, este dejara de existir o lo pasaré a Tumblr o otro sitio, si quieres puedes seguirme por Twitter @peruho o ver mi nuevo portfolio/blog en www.peruho.com

Terremoto de Tohoku, mi visión desde Tokyo

March 20th, 2011

Esto es una reflexión sobre la semana que hemos vivido desde el terremoto de Tohoku, el día 11 de Marzo a las 14:46, el día en el que pasé el mayor susto de mi vida.
Lo que vas a leer de aquí para adelante es mi opinión y puedes estar o no de acuerdo. Yo respeto tu opinión y espero que tu respetes la mía.

Estando en Japón te acostumbras a los terremotos de cierta magnitud, en cierta medida están presentes todos los días, pero a nivel de calle ya casi no los notas, incluso muchas veces piensas que es un traspié o que estás un poco mareado. De vez en cuando vives alguno de magnitud 3 y te llevas algún sustillo. Pero como dicen los japoneses, es lo que hay. Si estoy en Japón sé que eso es parte de mi vida aquí, como lo saben el resto de los japoneses.

Vivo en Tokyo, el terremoto me pilló después de comer, estando en la oficina. El edificio empezó a moverse como cualquier otro terremoto, y como tantos que había habido la semana pasada, poco a poco hasta que empezó a llegar a un punto en el que activas tu instinto de protección. He vivido en Shizuoka 2 años, allí están obsesionados sanamente por la llegada del terremoto de Tokai, por lo que están superpreparados y nos han preparado bien a los que hemos vivido allí.
Lo primero: no entrar en pánico; segundo: desbloquear puertas o ventanas/apagar la hornilla (no estoy en casa, te saltas ese paso); tercero: protégete la cabeza, directo me metí debajo de la mesa del ordenador, es lo más resistente que estaba a mi alrededor. Aquí fue cuando una violencia extrema empezó a zarandearme hacia los lados, tuve que sujetarme a la mesa, para no ser despedido fuera de ella. Pensé que este es el que han estado esperando tanto tiempo. Este es el de Tokai, pensé. Duró bastante tiempo, lo único que sé es que a mí se me hizo eterno. Intenté grabar un vídeo, pero el móvil no tenía suficiente memoria.
Pasado el primer susto, salimos fuera del edificio, por el camino revistas y libros en el suelo, premios de la empresa y alguna otra cosa más.

Una vez fuera y alejado de los cables y los edificios con cristales, compruebo con el móvil dónde ha sido. Ostia! ¿cómo es posible que haya sido tan lejos? ¿Entonces en Sendai? Dios mío cómo tiene que estar Sendai, pensé. Menos mal que Matias ya no está allí.

Entonces fue cuando llegó la primera réplica. El suelo empezó a moverse, los edificios y la red eléctrica también y me sentí pequeño, muy muy pequeño, como si se acercase un gigante y yo fuese un muñeco de juguete. Dentro del edificio me encontraba controlado, cuatro paredes y una mesa, fuera no, aquí los límites estaban mucho más lejos. Joder, qué miedo.

Después de eso hubo muchas más réplicas, durante casi una semana, pero ninguna tan fuerte como aquella. Nunca vi en Tokyo a tanta gente en la calle a aquella hora.
Después de eso, nos fuimos a la zona de evacuación más cercana, un parque a unos cuantos minutos, ya había bastante gente y seguían viniendo. Pasados 40 minutos y unas varias replicas volvimos a la oficina. Algunos hicieron acopio de comida, otros repartieron cascos, otros siguieron trabajando. La mayoría estaba pendiente de la tele viendo las primeras imágenes del tsunami. Mientras yo llamaba a mis padres antes de que viesen las noticias. Me localizaron por Twitter para hablar en TVE. Tuve mis 5 minutos en la tele hablando de lo que había pasado, me hubiese gustado salir en la tele por otra cosa, la verdad.

En Tokyo, todo estaba paralizado, trenes, metro, tráfico. Millones de personas en sus oficinas sin saber cómo volver a casa. La mayoría vive en el extrarradio de Tokyo. Yo decidí ir a casa de mi novia, me quedaba una hora de camino andando, en ese tiempo vi la gente comportándose normal, andando a su casa, comprando en los 24h. sandwiches, dulces, onigiris, bebida, lo justo para comer antes de enfrentarse a una caminata. Vi gente comprar las últimas bicicletas del Donki para hacer más ligera su vuelta a casa.

La noche del viernes fue una noche de réplicas, así como el fin de semana entero. El twitter, facebook y el buzón de email se llenaba de mensajes de amigos preocupados. Demasiado preocupados, ahí fue cuando empezó la verdadera pesadilla. Me entero que la prensa española esta diciendo que es un la situación está descontrola, que Tokyo está desabastecida, que hay un éxodo hacia el oeste, por twitter que si lluvia radioactiva en Tokyo… espera, espera, ¿¿¿¿queeee??? Si yo tengo que ir al trabajo mañana, ¿qué están diciendo? Las noticias de allí no correspondían con las de aquí. Empezaron algunos amigos extranjeros a coger aviones de vuelta a sus países. Algo extraño estaba pasando.

El lunes nos convocaron en la oficina, teniamos que ir si o si. Hablamos sobre organizar los proyectos de esa semana, que los que pudieran que trabajasen desde casa, que como empresa qué podiamos hacer por Japón, nos pedían iniciativas para ayudar a los afectados y para levantar la moral del país.
Yo salí de allí con la intención de hacer algo positivo, algo para ayudar, monté una página para que en España no entraran en pánico colectivo, sobre todo familiares, por que sé cómo lo estaban pasando mis padres, además de intentar que la gente donara dinero a través de Cruz Roja para ayudar.
El resultado es: Terremoto de Tohoku, Japón. Es una página improvisada que recopila la información que yo he buscado para enterarme de lo que estaba pasando aquí y contrastar la información tan diferente que venía de medios diferentes.

No digo que quizás el Gobierno Japonés haya ocultado información o no. Cualquier Gobierno en su sano juicio hubiese hecho lo que el gobierno japonés ha hecho: proteger a su pueblo. Si su economía se hunde, también se hunde el pueblo japonés. De hecho a día de hoy, la situación en la central de Fukushima se esta controlando.

¿Qué ha pasado con la Embajada de España? Podría hablar mal de ella, pero es gastar saliva inútilmente. Lo que sí que me gustaría es que el Gobierno se plantee muchas cosas y tome responsabilidades. Lo bueno de todo esto es que las cosas se pueden mejorar, si se quiere, y utilizar otros medios más rápidos de comunicación con sus ciudadanos en el extranjero. Ah! y la creación de una verdadera página web de la Embajada de España en Japón, no la cutre que tienen ahora.

En la última semana mi familia y mis amigos me han rogado que deje el país. En España mola un titular con gancho.
¿¿A qué estúpido se le ocurre poner en un titular del tamaño del Bernabeu que la situación en Japón es “apocalíptica”?? Especifica tío, por lo menos pon que en la central, que en Fukushima. Reduce el tamaño del titular. ¿Cuando lo dijo la alemana a qué se refería? Tan apocalíptica era cuando ya Japón no es titular? Ahora es Libia la apocalíptica, ¿no?. Me gustaría que te pusieses en la carne de mis padres cuando leen los titulares en la prensa.

La prensa ha perdido el sentido crítico, se infla de literatura y se ha impregnado del sensacionalismo de la prensa rosa. Han dejado de informar para pasar a ser otra cosa.
Han perdido el norte.
La noticia importante sigue siendo el terremoto, el tsunami y lo más importante: sus víctimas. Así como lo sigue siendo Libia. Pero una ha sepultado a la otra.
En vez de enfocarse en el verdadero problema, se dedican a soltar basura y crear un pánico colectivo que no ayuda a nada ni a nadie, vosotros habéis creado el “éxodo” de extranjeros al oeste o fuera del país, que lo sepáis. ¿Por qué no podeis ser un poco más constructivos y menos destructivos? Fomentad las donaciones, hablad de la esperanza que tiene el pueblo japonés en sí mismo.
No se si el problema viene de que las noticias vienen a través de grandes agencias y a todos les llega la desinformación por igual, no lo sé. Pero sois periodistas, contrastad la información!
Miguel Angel Medina, periodista de El Pais, publicó este artículo donde cuenta como es la situación en otros puntos del país, cosa que nadie ha hecho correctamente. Gracias Miguel. Señores centrémonos en la verdadera noticia: los que han sobrevivido y están evacuados.

Mi vida está aquí, por lo menos ahora mismo, nos vamos a Sydney el lunes (tenemos familia allí), pero volvemos en dos semanas. A mi novia su empresa le paga el billete a donde quiera, el día después del terremoto se lo dijeron. Yo no pienso dejarla sola, la acompaño.
He intentado retrasar la salida todo lo posible, porque la veía innecesaria, así como la sigo viendo ahora. Me lo he de tomar como unas vacaciones, pero me jode tener unas vacaciones cuando el país lo está pasando tan mal. Pero me voy por tranquilizar a mi familia y a mi novia, no porque lo vea necesario.

Este país no es perfecto, de hecho yo he dejo mi trabajo este abril porque no estoy de acuerdo en cómo funcionan las cosas en el campo de la publicidad aquí en Japón y había pensado en probar en otro sitio. Pero era un plan a medio plazo, mi intención es seguir en Japón un tiempo y espero que todos lo comprendáis.

Si este país sabe hacer algo bien es renacer de sus propias cenizas, quizás le cueste más porque su juventud esta demasiado mimada, pero la situación va a hacer que eso cambie, o eso espero.
Esto es una reflexión sobre la semana que hemos vivido desde el terremoto de Tohoku, el día 11 de Marzo a las 14:46, el día en el que pasé el mayor susto de mi vida.
Lo que vas a leer de aquí para adelante es mi opinión y puedes estar o no de acuerdo. Yo respeto tu opinión y espero que tu respetes la mía.

Estando en Japón te acostumbras a los terremotos de cierta magnitud, en cierta medida están presentes todos los días, pero a nivel de calle ya casi los notas, incluso muchas veces piensas que es un traspié o que estás un poco mareado. De vez en cuando vives alguno de magnitud 3 y te llevas algún sustillo. Pero como dicen los japoneses, es lo que hay. Si estoy en Japón sé que eso es parte de mi vida aquí, como lo saben el resto de los japoneses.

Vivo en Tokyo, el terremoto me pilló después de comer, estando en la oficina. El edificio empezó a moverse como cualquier otro terremoto, y como tantos que había habido la semana pasada, poco a poco hasta que empezó a llegar a un punto en el que activas tu instinto de protección. He vivido en Shizuoka 2 años, allí están obsesionados sanamente por la llegada del terremoto de Tokai, por lo que están superpreparados y nos han preparado bien a los que hemos vivido allí.
Lo primero: no entrar en pánico; segundo: desbloquear puertas o ventanas/apagar la hornilla (no estoy en casa, te saltas ese paso); tercero: protégete la cabeza, directo me metí debajo de la mesa del ordenador, es lo más resistente que estaba a mi alrededor. Aquí fue cuando una violencia extrema empezó a zarandearme hacia los lados, tuve que sujetarme a la mesa, para no ser despedido fuera de ella. Pensé que este es el que han estado esperando tanto tiempo, este es el de Tokai, pensé. Duró bastante tiempo, lo único que sé es que a mí se me hizo eterno. Intenté grabar un vídeo, pero el móvil no tenia suficiente memoria.
Pasado el primer susto, salimos fuera del edificio, por el camino revistas y libros en el suelo, premios de la empresa y alguna otra cosa más.

Una vez fuera y alejado de los cables y los edificios con cristales, compruebo con el móvil dónde ha sido. Ostia! ¿cómo es posible que haya sido tan lejos? ¿Entonces en Sendai? Dios mío cómo tiene que estar Sendai, pensé. Menos mal que Matias ya no está allí.

Entonces fue cuando llegó la primera réplica. El suelo empezó a moverse, los edificios y la red eléctrica también y me sentí pequeño, muy muy pequeño, como si se acercase un gigante y yo fuere un muñeco de juguete. En el edificio me encontraba controlado, cuatro paredes una mesa, fuera no, aquí los límites estaban mucho más lejos.

Después de eso hubo muchas más réplicas, durante casi una semana, pero ninguna tan fuerte como aquella. Nunca vi en Tokyo a tanta gente en la callo a aquella hora.
Después de eso, nos fuimos a la zona de evacuación más cercana, un parque a unos cuantos minutos, ya había bastante gente y seguían viniendo. Pasados 40 minutos y unas varias replicas volvimos a la oficina. Algunos hicieron acopio de comida, otros repartieron cascos, otros siguieron trabajando. La mayoría estaba pendiente de la tele viendo las primeras imágenes del tsunami. Mientras yo llamaba a mis padres antes de que viesen las noticias. Me localizaron por Twitter para hablar en TVE. Tuve mis 5 minutos en la tele hablando de lo que había pasado, me hubiese gustado salir en la tele por otra cosa, la verdad.

En Tokyo, todo estaba paralizado, trenes, metro, tráfico. Millones de personas en sus oficinas sin saber cómo volver a casa. La mayoría vive en el extrarradio de Tokyo. Yo decidí ir a casa de mi novia, me quedaba una hora de camino andando, en ese tiempo vi la gente comportandose normal, andando a su casa, comprando en los 24h. sandwiches, dulces, onigiris, bebida, lo justo para comer antes de enfrentarse a una caminata. Vi gente comprar las ultimas bicicletas del Donki para hacer más ligera su vuelta a casa.

La noche del viernes fue una noche de réplicas, así como el fin de semana entero. El twitter, facebook y el buzón de email se llenaba de mensajes de amigos preocupados. Demasiado preocupados, ahí fue cuando empezó la verdadera pesadilla. Me entero que la prensa española esta diciendo que es un la situación está descontrola, que Tokyo está desabastecida, que hay un éxodo hacia el oeste, por twitter que si lluvia radioactiva en Tokyo… espera, espera, ¿¿¿¿queeee??? Si yo tengo que ir al trabajo mañana, ¿qué están diciendo? Las noticias de allí no correspondían con las de aquí. Empezaron algunos amigos extranjeros a coger aviones de vuelta a sus países. Algo extraño estaba pasando.

El lunes nos convocaron en la oficina, teniamos que ir si o si. Hablamos sobre organizar los proyectos de esa semana, que los que pudieran que trabajasen desde casa, que como empresa qué podiamos hacer por Japón, nos pedían iniciativas para ayudar a los afectados y para levantar la moral del país.
Yo salí de allí con la intención de hacer algo positivo, algo para ayudar, monté una página para que en España no entraran en pánico colectivo, sobre todo familiares, por que sé cómo lo estaban pasando mis padres, además de intentar que la gente donara dinero a través de Cruz Roja para ayudar.
El resultado es: Terremoto de Tohoku, Japón. Es una página improvisada que recopila la información que yo he buscado para enterarme de lo que estaba pasando aquí y contrastar la información tan diferente que venía de medios diferentes.

Entonces me dí cuenta, la Embajada de España no me ha llamado! Lo han vuelto a hacer!
Os cuento la historia, porque esto no tiene desperdicio. Ellos, por protocolo, avisan a todos los que estén registrados en la Embajada. O sea, cuando tu llegas a Japón, una de las primeras cosas que haces es registrarte.

Registrarse tiene sus beneficios: te dan un montón de papelotes que se supone que son los últimos boletines informativos, te mandan invitaciones para cuando viene el Rey, para cuando viene Zapatero y para el día de la Hispanidad (que siempre caen entre semana, por la mañana, cuando todo dios esta currando, aunque el día de la Hispanidad caiga en fin de semana tambien lo mueven a diario, será para que sólo ellos coman el jamón y la cerveza Alhambra que les han mandado de España.) Ah! y también para que te manden los datos del censo electoral y puedas votar.
Bueno, pues cuando yo llegué a Japón di mis datos, entre ellos mi nombre, mi dirección, mi teléfono y mi email.

Yo vivía en Shizuoka, y me mudé a Tokyo para trabajar, con la mudanza y el lio del trabajo no había cambiado los datos en la Embajada. El día después del terremoto recibo una llamada que no pude contestar al momento, pero como tengo contestador no pasa nada, dejarán el mensaje pensé. No lo hicieron y volví a llamar al dia siguiente (dos dias despues del terremoto) “No, te llamábamos por lo del terremoto. Por si estabas bien”

En los últimos días mi familia y mis amigos me han rogado que deje el país. En parte por tener a alguien que aprecias lejos y en lo que uno cree una situación de peligro y por otra parte por los titulares y noticias dopados con literatura y exageraciones, que es lo que vende. En España tira mucho el amarillismo.
Esto es una reflexión sobre la semana que hemos vivido desde el terremoto de Tohoku, el día 11 de Marzo a las 14:46, el día en el que pasé el mayor susto de mi vida.
Lo que vas a leer de aquí para adelante es mi opinión y puedes estar o no de acuerdo. Yo respeto tu opinión y espero que tu respetes la mía.

Estando en Japón te acostumbras a los terremotos de cierta magnitud, en cierta medida están presentes todos los días, pero a nivel de calle ya casi los notas, incluso muchas veces piensas que es un traspié o que estás un poco mareado. De vez en cuando vives alguno de magnitud 3 y te llevas algún sustillo. Pero como dicen los japoneses, es lo que hay. Si estoy en Japón sé que eso es parte de mi vida aquí, como lo saben el resto de los japoneses.

Vivo en Tokyo, el terremoto me pilló después de comer, estando en la oficina. El edificio empezó a moverse como cualquier otro terremoto, y como tantos que había habido la semana pasada, poco a poco hasta que empezó a llegar a un punto en el que activas tu instinto de protección. He vivido en Shizuoka 2 años, allí están obsesionados sanamente por la llegada del terremoto de Tokai, por lo que están superpreparados y nos han preparado bien a los que hemos vivido allí.
Lo primero: no entrar en pánico; segundo: desbloquear puertas o ventanas/apagar la hornilla (no estoy en casa, te saltas ese paso); tercero: protégete la cabeza, directo me metí debajo de la mesa del ordenador, es lo más resistente que estaba a mi alrededor. Aquí fue cuando una violencia extrema empezó a zarandearme hacia los lados, tuve que sujetarme a la mesa, para no ser despedido fuera de ella. Pensé que este es el que han estado esperando tanto tiempo, este es el de Tokai, pensé. Duró bastante tiempo, lo único que sé es que a mí se me hizo eterno. Intenté grabar un vídeo, pero el móvil no tenia suficiente memoria.
Pasado el primer susto, salimos fuera del edificio, por el camino revistas y libros en el suelo, premios de la empresa y alguna otra cosa más.

Una vez fuera y alejado de los cables y los edificios con cristales, compruebo con el móvil dónde ha sido. Ostia! ¿cómo es posible que haya sido tan lejos? ¿Entonces en Sendai? Dios mío cómo tiene que estar Sendai, pensé. Menos mal que Matias ya no está allí.

Entonces fue cuando llegó la primera réplica. El suelo empezó a moverse, los edificios y la red eléctrica también y me sentí pequeño, muy muy pequeño, como si se acercase un gigante y yo fuere un muñeco de juguete. En el edificio me encontraba controlado, cuatro paredes una mesa, fuera no, aquí los límites estaban mucho más lejos.

Después de eso hubo muchas más réplicas, durante casi una semana, pero ninguna tan fuerte como aquella. Nunca vi en Tokyo a tanta gente en la callo a aquella hora.
Después de eso, nos fuimos a la zona de evacuación más cercana, un parque a unos cuantos minutos, ya había bastante gente y seguían viniendo. Pasados 40 minutos y unas varias replicas volvimos a la oficina. Algunos hicieron acopio de comida, otros repartieron cascos, otros siguieron trabajando. La mayoría estaba pendiente de la tele viendo las primeras imágenes del tsunami. Mientras yo llamaba a mis padres antes de que viesen las noticias. Me localizaron por Twitter para hablar en TVE. Tuve mis 5 minutos en la tele hablando de lo que había pasado, me hubiese gustado salir en la tele por otra cosa, la verdad.

En Tokyo, todo estaba paralizado, trenes, metro, tráfico. Millones de personas en sus oficinas sin saber cómo volver a casa. La mayoría vive en el extrarradio de Tokyo. Yo decidí ir a casa de mi novia, me quedaba una hora de camino andando, en ese tiempo vi la gente comportandose normal, andando a su casa, comprando en los 24h. sandwiches, dulces, onigiris, bebida, lo justo para comer antes de enfrentarse a una caminata. Vi gente comprar las ultimas bicicletas del Donki para hacer más ligera su vuelta a casa.

La noche del viernes fue una noche de réplicas, así como el fin de semana entero. El twitter, facebook y el buzón de email se llenaba de mensajes de amigos preocupados. Demasiado preocupados, ahí fue cuando empezó la verdadera pesadilla. Me entero que la prensa española esta diciendo que es un la situación está descontrola, que Tokyo está desabastecida, que hay un éxodo hacia el oeste, por twitter que si lluvia radioactiva en Tokyo… espera, espera, ¿¿¿¿queeee??? Si yo tengo que ir al trabajo mañana, ¿qué están diciendo? Las noticias de allí no correspondían con las de aquí. Empezaron algunos amigos extranjeros a coger aviones de vuelta a sus países. Algo extraño estaba pasando.

El lunes nos convocaron en la oficina, teniamos que ir si o si. Hablamos sobre organizar los proyectos de esa semana, que los que pudieran que trabajasen desde casa, que como empresa qué podiamos hacer por Japón, nos pedían iniciativas para ayudar a los afectados y para levantar la moral del país.
Yo salí de allí con la intención de hacer algo positivo, algo para ayudar, monté una página para que en España no entraran en pánico colectivo, sobre todo familiares, por que sé cómo lo estaban pasando mis padres, además de intentar que la gente donara dinero a través de Cruz Roja para ayudar.
El resultado es: Terremoto de Tohoku, Japón. Es una página improvisada que recopila la información que yo he buscado para enterarme de lo que estaba pasando aquí y contrastar la información tan diferente que venía de medios diferentes.

Entonces me dí cuenta, la Embajada de España no me ha llamado! Lo han vuelto a hacer!
Os cuento la historia, porque esto no tiene desperdicio. Ellos, por protocolo, avisan a todos los que estén registrados en la Embajada. O sea, cuando tu llegas a Japón, una de las primeras cosas que haces es registrarte.

Registrarse tiene sus beneficios: te dan un montón de papelotes que se supone que son los últimos boletines informativos, te mandan invitaciones para cuando viene el Rey, para cuando viene Zapatero y para el día de la Hispanidad (que siempre caen entre semana, por la mañana, cuando todo dios esta currando, aunque el día de la Hispanidad caiga en fin de semana tambien lo mueven a diario, será para que sólo ellos coman el jamón y la cerveza Alhambra que les han mandado de España.) Ah! y también para que te manden los datos del censo electoral y puedas votar.
Bueno, pues cuando yo llegué a Japón di mis datos, entre ellos mi nombre, mi dirección, mi teléfono y mi email.

Yo vivía en Shizuoka, y me mudé a Tokyo para trabajar, con la mudanza y el lio del trabajo no había cambiado los datos en la Embajada. El día después del terremoto recibo una llamada que no pude contestar al momento, pero como tengo contestador no pasa nada, dejarán el mensaje pensé. No lo hicieron y volví a llamar al dia siguiente (dos dias despues del terremoto) “No, te llamábamos por lo del terremoto. Por si estabas bien”

En los últimos días mi familia y mis amigos me han rogado que deje el país. En parte por tener a alguien que aprecias lejos y en lo que uno cree una situación de peligro y por otra parte por los titulares y noticias dopados con literatura y exageraciones, que es lo que vende. En España tira mucho el amarillismo.

Las no Islas Izu / 伊豆諸島ではない

September 23rd, 2009

Islas Izu from Shimoda

Extrañamente hemos tenido un puente de 5 días, la llamada Silver Week (シルバーウェーク).
María esta aquí de visita y habíamos planeado un viajecito a este grupo de islas en el puente. Yo he estado de entrega y tiempo he tenido poco para reservar y demás, así que por los pelos y pringando a un par de amigas, conseguimos el alojamiento en Niijima (新島) y en Shikinejima (式根島), pero saliendo desde Shimoda (下田) en la peninsula de Izu.
Después de perdernos por alguna línea de trenes conseguimos encauzar el camino y llegamos cerca de las 8 del sábado a Shimoda, todo oscuro claro. Localizar el Hotel no fue nada difícil. Le preguntamos al dueño por un sitio abierto para cenar, ya que en Shimoda parece ser que a partir de las 8 de la noche todo el mundo se esconde en sus casas y por la calle no hay ni perri.
Llamada de la compañía de barcos: Mañana puede que no salga por que se acerca un Tifón. Cojonudo.
Cena de sushi rico con camarera simpática y guapetona. Volvemos al hotel y disfrutamos del onsen 24horas. Un descanso merecido tras las semanitas horribles de curro.
A la mañana siguiente aprendí una palabra nueva: 欠航 que significa “suspensión del servicio”. Nos quedamos en tierra!! Pues nada, no hay opción, buscar otro hotel (en el que estabamos estaba completo) y disfrutar de la ciudad, que no es muy grande.
La ciudad es bonita, tranquila, de costa, con rincones superagradables y con muchas playas (y muchos surferos).
Al día siguiente más o menos la misma historia: olas grandes, el barco no sale, una putada.
El viaje no estuvo mal, pero se queda la sensación de inconcluso, incompleto. Había un objetivo, que era estar tumbado en arena blanca en una isla donde no hay casi ná y no pudimos. Unas vacaciones truncadas.
Además no fui al concierto de Nomiya Maki (excantante de los Pizzicato Five) y despedí a Matias, que se va a Bélgica, vamos que deja Japón, y me sentí un poco tristón.
Mañana a currar!!, que pocas ganas… a ver si salgo prontico.

Estoy bien / 大丈夫てすよ!

August 12th, 2009

Bueno, gracias por todos los que os habéis preocupado. Yo estoy bien, de hecho no tenía ni idea que un tifón se aproximase a Tokyo.
En cuanto a los terremotos, bueno, el de Tokyo ya lo visteis no fue gran cosa.
El de Shizuoka ni lo sentí, pero he vivido allí dos años y tengo un montón de amigos. Me lleve un buen susto. Parece que están todos bien. Allí se movió mucho mas la tierra que aquí.
Pues eso que no os preocupéis …

Terremoto de 6.9 en Tokyo / 東京にM6.9の地震Terremoto de 6.9 en Tokyo / 東京にM6.9の地震Terremoto de 6.9 en Tokyo / 東京にM6.9の地震

August 9th, 2009

Actualización: Este terremoto fue en el 2010, el epicentro fue de intensidad 6.9, pero en mi casa fue de intensidad 3.

Pues eso, el fin de semana está por acabarse y ha habido un terremoto de magnitud 6.9 3 en Tokyo, me ha pillado con la cámara al lado y he grabado un pequeño video. Creo que me voy a correr un rato al parque…

Según la web, en mi barrio ha sido de 3. ains! se ha prolongado durante unos minutos…

El ascensor no se puede utilizar

Pues eso, el fin de semana está por acabarse y ha habido un terremoto de magnitud 6.9 en Tokyo, me ha pillado con la cámara al lado y he grabado un pequeño video. Creo que me voy a correr un rato al parque…

Según la web, en mi barrio ha sido de 3. ains! se ha prolongado durante unos minutos…

El ascensor no se puede utilizar

Pues eso, el fin de semana está por acabarse y ha habido un terremoto de magnitud 6.9 en Tokyo, me ha pillado con la cámara al lado y he grabado un pequeño video. Creo que me voy a correr un rato al parque…

Según la web, en mi barrio ha sido de 3. ains! se ha prolongado durante unos minutos…

El ascensor no se puede utilizar

Medidas contra la nueva gripe

July 28th, 2009

Pues me acaban de dar esto en el curro. Es una especie de kit para que te cuides de la nueva gripe. Con mascarillas, jabón para las manos, un producto para hacer gárgaras y un manual con recomendaciones. Todo incluido en mi seguro medico.
Están poniendo mucho empeño en que la gente se lave bien las manos. Los japoneses, de hecho, a penas se lavan las manos. En los servicios públicos hay muchos sitios que no tienen con que secarte las manos y con el rollo de que te dan la tosllita húmeda en los restaurantes antes de comer tampoco se lavan.
Si no sabes por qué es importante lavarse las manos pata ayudar a no propagar la gripe echale un vistazo al anuncio de la OMS.

los 33 / 33歳

July 26th, 2009

Pues bueno, ayer fue la celebración del cumple, decidí hacer una barbacoa en un río cercano a casa, unos minutejos en tren, invité a bastantes personas y me fallaron bastantes a última hora, aún así sumamos casi 40. Gracias a todos por venir, por traer bebida, comida, regalos y grandes sonrisas.
Me lo pasé genial, quizás el mejor cumple que he tenido jamás. Hicimos una paella de 52 centimetros, que no salió tan buena como deseaba porque es la primera vez que hacía una de ese tamaño, pero para la próxima no me pasa.

From cumple33

El sitio lo pillamos a las 8.30 de la mañana (Gracias Umesan!), luego Kisshi y yo estuvimos esperando unas cuantas horas a que viniera alguien de apoyo para poder ir nosotros dos a casa de Okazakisan a recoger las cosas que habíamos dejado allí el día anterior. Que gracias a mi jefe que me acompañó a comprar la carne y a llevar la peaso de barbacoa y la peaso paellera allí.
Empezamos a hacer los preparativos a la 1 y empezó a venir gente, y yo a quemarme la piel para variar, necesito más sol diario para que estas cosas no me pasen.
Hubo canción de cumpleaños feliz y una minitarta.

Y de repente eramos treinta y pico. Jorge trajo una cometa y fuegos artificiales, trajeron montones de botellas de vino y hubo un puñao enorme de chicas guapísimas.
Helados, una sandía, mucha cerveza y 10 litros de una muy rica sangría.

Para coronar el día, en la zona hubo unos fuegos artificiales preciosos, que parecían hechos para la ocasión. Para los que nos quedaban fuerzas cuando oscureció, movilizamos todas las cosas a mi casa y nos fuimos a un bareto a cerrar la noche. Un día redondo, rodeado de grandes amigos, lleno de sonrisas y alguien me regaló también un día soleado.

Uno de mis mejores cumpleaños por no decir el mejor, mola sentirse así de arropado estando lejos de “casa”.










Los preparativos de la Barbacoa / BBQの準備

July 23rd, 2009

Aparte de la paellera de 52cm. que me he comprado, hoy he preparado 10 litricos de sangría…

Gainer + Flash

July 21st, 2009

Pues aquí os dejo un video chorra con una cosilla que me he comprado y que acabo de empezar a experimentar.
Se llama Gainer, sirve para conectar el ordenador con un chip y este a su vez a varios dispositivos como LEDs, medidores de vibración, acelerómetros y un largo etcetera. Vamos tener acceso al “exterior” del ordenador desde flash.

Actualizacion: el iPhone me ha grabao el video a lo vertical, menuda putada, paso de grabae el video otra vez, el proximo prometo ponerlo en horizontal.

Cumpleaños / 誕生日

July 19th, 2009

Pues el viernes cumplí 33 añitos (uso el diminutivo, porque así suena a menos). Fue un gran día, que empezó la noche anterior con una felicitación a las 12 en punto japonesa. Esta vez no fue ni Carlos ni Ayako que siempre se disputan ese puesto. Aunque este año Carlos sí que fue el segundo.

El viernes había una fiesta en la empresa celebrando que nos habíamos mudado, y aprovecharon la ocasión para sacarme una tarta y cantar cumpleaños feliz entre todos. Estuvo bien. Hice como que trabajaba moviendo un poco el lápiz de la tableta.

Luego con dos amigos nos fuimos a un restaurante a terminar de llenar la barriga con algunas tapas y luego cerca del barrio a tomar unas copas. Estuvo genial.
La verdadera fiesta va a ser el fin de semana que viene con una barbacoa en un río cercano a casa (en tren) donde posiblemente vengan de 30 a 50 personas, va a ser la leche. De momento he comprado una barbacoa y una paellera de 52 cm. y pienso hacer sangría para derribar a cualquiera. Va a ser la primera gran fiesta desde que estoy en Japón y espero montarla bien, como cuando hacía las fiestas en el piso de Granada.

Estad atentos que habrá fotos, los que estén por aquí estais invitados…

Huevos esmeralda / エメラルド卵

July 19th, 2009

Pues el otro día en el trabajo me regalaron un par de “huevos esmeralda”, ¿que qué carajo son? pues eso me pregunté yo…
porque tienen esta pinta:

Emerald egg - エメラルド卵

…si, no es que la foto esté chunga, es que la cáscara es verdosa.

Con un poco de investigación y preguntandole a dios Google que sabía de los huevos esmeralda he descubierto que son ricos en ácido alfa-linolénico, de la serie omega-3 (unas 4 veces más que un huevo normal), son bajos en coresterol y por consiguientes buenos para la salud.
Son huevos de una gallina de mezcla de otras dos, la araucana, procedente de Chile y de otra de Japón. Su color verdoso viene dado por una encima que se incorpora a la cáscara. Hasta aquí puedo leer.

Pues eso, estaban superricos, tenían un sabor intenso, pero sabían a huevo normal. Eso sí, son un pelín caros, uno vale 100 yenes, unos 75 centimos de euro al cambio actual.

Anime / アニメ

July 19th, 2009

Hará unos 4 años atrás que me vi la serie de “Fullmetal Alchemist”, 鋼の錬金術師 o ハガレン para los amigos (contracción de las dos palabras en japo). Eran 51 episodios de lo que me pareció una de las mejores series de anime que había visto nunca, aunque el final fuese un poco pa´lla. En su momento me compré el primer tomo del manga, pero como podía leerlo, lo dejé por ahí comiendo polvo.

Fullmetal Alchemist - 鋼の錬金術師

Fullmetal Alchemist - 鋼の錬金術師

Pero hace unos meses han sacado otro anime de la misma serie, esta vez mas fiel al manga, ya que la anterior, a partir de la mitad cambia totalmente. Así que me volví a enganchar, desempolvé el manga y al final he terminado por comprarme todos los números. Me queda poco para acabarlo, camino al trabajo voy leyéndomelo y los 40 minutos en tren se pasan volando. La historia original es la caña, y está tan emocionante que no puedo parar de leer. No sé si lo han editado ahí en España (Carlos dice que sí), ni quién la ha traducido, pero os la recomiendo, por lo menos que le echeis un vistazo al número uno.

Por otro lado he descubierto una serie de anime de la mismo estudio (Bones) que van sólo por el episodio 2: Tokyo Magnitude 8.0, 東京マグニチュード8.0. Por el título os podéis imaginar un poco de que va, no? Un terremoto de Magnitud 8 en pleno Tokyo, una de las protas vive cerca de mi casa. La serie mola, porque te hace estar preparado un poco para este tipo de cosas, incluso en el blog de la serie te presentan algunos kits de emergencia y tal. Si teneis ocasión a torrentear y a verse la serie.

Intento pillarme las series sin subtitulos, en raw, pero ultimamente está dificil la cosa. Por lo menos la calidad ha subido y te los puedes bajar a unas resoluciones de 1200 y cosas así (a veces 1900…), para los que de japonés nada, siempre estan subtituadas al inglés y con suerte al español, pero tardan un poquito más en salir y las traducciones no suelen ser perfectas.

Bueno, lo dicho, si teneis ocasión echadle un vistazo que no están nada mal.