Diciembre / 十二月

Pues han pasado ya muchos meses desde mi llegada a Tokyo, he escrito muuuy poco en el blog, y he pasado momentos buenos y otros chungos por aquí.

Cada vez que me asomo a mi terraza y veo como los rascacielos y la Torre de Tokyo despuntan en la ciudad y el sol de la tarde reflejado en ellos, recuerdo lo que me gusta esta ciudad y la vida que tengo. No me puedo quejar, trabajo en lo que me gusta, tengo un buen sueldo, mi piso está muy bien y poco a poco estoy comprando cosas a mi gusto, decorándolo, pensando en quizás me quede aquí definitivamente. Tengo una alfombra y una aspiradora (nunca había tenido!). No llevo una mala vida: salgo cuando me apetece, me tomo mis copas con mis amigos, compro algún libro de diseño de vez en cuando…

Vivir en un país extranjero, en unos aspectos te fortalece, en otros te hace más frío, insensible, en otros te hace querer estar junto a los tuyos, en otros incluso a rechazarlos, también te hace enriquecer con experiencias que ni siquiera habías pensado que ibas a tener.  Mi padre se fue hace un montón de años a las américas. Eran otros tiempos, eso si era tener dos cohones: en un barco, travesía de Dios sabe cuántas semanas, hacia lo totalmente desconocido (hoy incluso para ir a una exposicion miro el Google maps, las líneas de metro que tengo que coger y si me apuras en el street view desde el metro a la galería).

Recuerdo de pequeño hablar con mi abuela por teléfono: hablar una frase, esperar que llegase y tu abuela te contestase, había un desfase de unos segundos, pero por Dios! era una llamada intercontinental, más no se podía pedir! Ahora cualquier día de la semana si me entra morriña, pongo la webcam y hablo con mi familia, con mis mejores amigos o con mi hermano las horas que quiera y tan sólo por unos céntimos. Lo de antes si eran cohones.

Me gusta mi vida en Tokyo. Me gusta Japón. Tengo suerte y doy con buena gente a mi alrededor, gente que no son mi familia, pero me tratan como si lo fuera. El día 20 regreso a España, unas vacaciones de dos semanas. El día antes dejo mi trabajo. En enero empiezo en una de las mejores agencias de diseño web de Tokyo. Me han contratado como “Flasher”, espero dar la talla y aprender infinito y mucho más. Han hecho de todo en mi trabajo para que me quedase. Aún así me han deseado mucha suerte y me han dejado la puerta abierta por si las cosas van mal o no me gusta la nueva empresa. He dado con buena gente, no lo niego. Todos me han arropado desde el principio y les da pena que me vaya, pero están contentos, porque saben que es una buena oportunidad. El 2009 se presenta con buenas perspectivas a la vez que provoca un poco de miedo.

Odio estos post resúmenes, a ver si voy escribiendo día a día, tengo un montón de post que escribo y nunca subo :(

Bueno, por lo menos me esperan dos semanas de merecidas vacaciones…

3 Responses to “Diciembre / 十二月”

  1. oneeyedman says:

    No te enrolles y a ver esa cerveza que vas a traer!

  2. Andres says:

    Me alegro un monton de lo que cuentas y espero que “todo te vaya de lujo” como se suele decir. Un abrazo

  3. meri says:

    A mi con que se traiga él mismo y nuestros paquetes….

    QUE TE VEMOS EN NADAAAAA!!!!!

Leave a Reply